El Vino de los Amantes, Charles Baudelaire


 

Análisis de El Vino de los Amantes

El poeta quiere perder el control con la bebida. No tiene límites. Es un momento tan especial como podía ser otro. Ve en este deseo de emborracharse algo religioso, casi como la consagración. El poeta parece que está sufriendo y, ante eso, desea entregarse a la debida y olvidar. Todo parece irreal.

Todo aquello que rodea al poeta pierde su realismo a medida que el alcohol aumenta en la sangre del poeta. No hay nada que lo pueda parar. El poeta bebe para olvidarse de la realidad, para soñar sin pensar en nada más. Además, desea perder el control, emborracharse junto a su amada.

El poeta está descontrolado y desea entrar en una espiral de desenfreno, alcohol, etcétera, hasta perder cualquier noción de la realidad. El vino es el elemento que escoge para ello. Ésa religiosidad que quiere proporcionarle a ese momento con la bebida, hace que se desvirtúe completamente cualquier vínculo afectivo que pueda intentar tener con el lector.

No hay ninguna motivación anterior para entrar en esa espiral. Únicamente parecemos entender que ha sido ese día como podía haberlo sido cualquier otro. La única expectativa es la de emborracharse y hacer partícipe de esta fiesta etílica a todos aquellos que están con él, incluida la amada del poeta.

La búsqueda es únicamente la de la pérdida de la noción de la realidad. Únicamente se aspira a que el alcohol sea un vehículo para encontrar nada más allá que un mal sueño. Lo interesante del poema es que el poeta nos va describiendo, en pocos versos, ese proceso por el cual se pasa de la sobriedad a la ebriedad en poco tiempo, buscando la pérdida del control sobre uno mismo, sin medida y siendo consciente de que es eso lo que busca, el descontrol.

Sin embargo, cuando acabo de leer el poema, queda una sensación de vacío, de no sentir afectividad acerca del hecho que nos describe el poeta. Más bien deseamos que acabe y que sea el final del verso el fin también de un acto que, en ningún momento, motiva al lector para sentirse identificado con el poeta.

Analizado por Susana en Poemas.de