Vamos Juntos, Mario Benedetti

Publicidad
Con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

compañero te desvela
la misma suerte que a mí
prometiste y prometí
encender esta candela

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

la muerte mata y escucha
la vida viene después
la unidad que sirve es
la que nos une en la lucha

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

la historia tañe sonora
su lección como campana
para gozar el mañana
hay que pelear el ahora

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

ya no somos inocentes
ni en la mala ni en la buena
cada cual en su faena
porque en esto no hay suplentes

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

algunos cantan victoria
porque el pueblo paga vidas
pero esas muertes queridas
van escribiendo la historia

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta habla de un tema político en el poema: la lucha del pueblo. Éste se ha levantado porque está preparado y el poeta quiere apoyar ese levantamiento. Llegó el momento de cumplir la promesa realizada y encender la luz de la esperanza, la luz que guíe al pueblo.

Publicidad

El poeta está al lado de los que ya no tienen miedo. La lucha implica la muerte, la vida de muchos, pero la unión de todos es lo que hace posible que siga la reivindicación. El poeta anima a seguir porque siente que todo es posible. Para conseguir lo que se pretende es necesaria la lucha y la historia será la encargada de recoger todo lo sucedido.

En la guerra a cada uno le toca lo suyo. No hay buenos o malos y nadie sale inocente de allí. La guerra marca para siempre y nadie queda a un lado. La historia la escriben los vivos, los vencedores, sobre los muertos caídos, ya sean perdedores o ganadores. Pero con la fuerza del pueblo y el apoyo del poeta todo es posible.

En este poema, el protagonista de los versos se alza como portavoz del pueblo. Lo arenga para que se alce en armas, para que tenga la fuerza necesaria para no tener miedo y emprender un camino que no todos llegarán a finalizar. Sin embargo, aquellos que no lleguen serán recordados por la historia, por el poeta y serán ensalzados para que nada se olvide, para que todo el mundo sepa que fue el pueblo el que quiso decidir su destino y luchar por su libertad.

Las guerras nunca son buenas porque los muertos son de ambos bandos. Es importante señalar y destacar esa imagen del poeta, cuando habla de que en las batallas no hay malos o buenos, no hay vencedores o vencidos. Esto es cierto porque todo el mundo pierde, los ejércitos sus soldados, las familias sus hijos, padres, maridos, hermanos, amantes y, sobre todo, pierde la patria, que sacrifica a los suyos. El poeta se ha posicionado de parte del pueblo y lucha su lado, con su fuerza, con su intelecto, con su poesía y con todo lo que sea necesario.


Volver Inicio