Ser y estar, Mario Benedetti

Publicidad
Oh marine
oh boy
una de tus dificultades consiste en que no sabes
distinguir el ser del estar
para ti todo es to be
así que probemos a aclarar las cosas

por ejemplo
una mujer es buena
cuando entona desafinadamente los salmos
y cada dos años cambia el refrigerador
y envía mensualmente su perro al analista
y sólo enfrenta el sexo los sábados de noche

en cambio una mujer está buena
cuando la miras y pones los perplejos ojos en blanco
y la imaginas y la imaginas y la imaginas
y hasta crees que tomando un martini te vendrá el coraje
pero ni así

por ejemplo
un hombre es listo
cuando obtiene millones por teléfono
y evade la conciencia y los impuestos
y abre una buena póliza de seguros
a cobrar cuando llegue a sus setenta
y sea el momento de viajar en excursión a capri y a parís
y consiga violar a la gioconda en pleno louvre
con la vertiginosa polaroid

en cambio
un hombre está listo
cuando ustedes
oh marine
oh boy
aparecen en el horizonte
para inyectarle democracia.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta, metafóricamente ante un americano, introduce el tema del lenguaje y de cómo es importante diferenciar entre ser o estar y como esto es esencial en el lenguaje, porque en función de cómo lo utilicemos, puede tener un significado o el contrario. Sobre esto versa el poema.

Publicidad

Utiliza el término “ser” ejemplificado en una mujer. Es buena cuando es creyente, cuando moderniza el hogar periódicamente, cuando se ocupa del cuidado de los animales y mascotas y es moderada en el sexo. Sin embargo, cuando utiliza el término “estar” en una mujer todo cambia, todo es deseo, todo es sexual, todo nos lleva a querer estar con ella, a imaginarnos a su lado.

Aplicado el término “ser” en un hombre, junto a listo, implica que la persona ayudará económicamente a la sociedad, que sabe recaudar sin imponer impuestos, que lo que se contrata se respeta, que sabe encontrar la forma de viajar y conocer otros lugares y traer recuerdos que otros no han conseguido. Sin embargo, cuando se utiliza el término “estar” con listo, entonces la cosa cambia, algo malo va a pasar y más cuando los americanos se erigen como garantes de la democracia.

Cuando acabamos de leer este poema entendemos la diferencia de los términos. Sin embargo, hay una serie subtemas que son importantes de tratar porque, hasta cierto punto, sentimos cierta negatividad por parte del poeta hacia lo femenino, aunque podamos interpretar que lo hace desde un punto de vista ingenuo, divertido, etcétera.

Es por ello que existe una diferenciación entre lo masculino y lo femenino. Lo femenino queda postergado a la casa, al cuidado del hogar, al sexo y, sobre todo, en hacer feliz a la pareja. Sin embargo, cuando se habla de lo masculino, vemos cómo se resalta la importancia de lo que, en teoría, el hombre realiza en su trabajo. De alguna manera, la diferenciación entre “ser y estar” queda un poco difuminada por las diferencias desde el punto de vista de género que el poeta introduce en el poema y que lo desvirtúan bastante haciendo que el mensaje del mismo se pierda, minusvalorando también la crítica social y política hacia lo americano.


Volver Inicio