Sembrando, Marcos Rafael Blanco Belmonte


 

Análisis de Sembrando

El poeta recuerda su niñez, cuando recorría los campos, la naturaleza de la localidad en que vivía y, sobre todo, la de una persona, un sembrador que trabajaba allí, en el monte. Era una persona respetada pero desconocía el por qué y por eso le llamaba mucho la atención.

Este hombre era serio y lo tachaban de arrogante. Pero esto era porque era diferente, algo que le hacía que fuera más respetado. El poeta recuerda cuando, aun niño, buscó a este sembrador para saber a qué se dedicaba.

Lo encontró y éste le dijo que plantaba árboles. Realmente, el sembrador busca que el pueblo despierte, plantar la semilla que hace que el pueblo no se conforme. Quiere dejar esta para qué tenga raíces cuando el ya no esté, sin querer nada a cambio. Trabaja, siembra para quienes no tienen nada, para los que no saben qué hacer, para los que lo necesitan. Para él, su labor es la misma que hizo Cristo, pero de otro modo.

El problema es más importante es el individualismo y el egoísmo. No pensamos en los demás y buscamos sólo nuestro propio provecho. Buscamos la riqueza personal con la excusa de darlo a nuestros hijos, pero realmente lo hacemos por nosotros. La familia ha dejado de ser importante. Las guerras sólo buscan el saqueo de los pueblos perdedores.

El sembrador busca que todo esto cambie y hacer, de este, un mundo mejor, haciendo mejor al ser humano. El ser humano debe volver a ser lo que fue, a sentir con el corazón, a llorar, a creer, a luchar cuando creemos que no se puede. Para ello hay construir poco a poco, con trabajo. Sobre todo, haciendo que todos puedan conseguir lo que busca, esa agua fresca que beber.

Para el sembrador esto hay que llevarlo a todo el mundo, como las esporas de las Flores. Cada uno de nosotros tiene el poder de sembrar a otras personas. Llegados al final del poema el sembrador se marcha y recuerda el niño la importancia de sembrar, de hacer que ser humano sea mejor. Esa semilla quedó dentro de ese niño y la recuerda en este poema.

Analizado por Susana en Poemas.de