Sed de ti, Pablo Neruda



>> Siguiente >>

Análisis

Otro poema breve, intenso y que recoge nuevamente una temática importante para el autor: el amor y la sexualidad y los sentimientos más íntimos expresados a través de los versos y que buscan provocar la reacción del lector, que este sea capaz de mirar a través de los mismos ojos del autor.

En este poema, podemos observar toda esa pasión sensual, sexual y deseo del poeta hacia su amada. Hay una necesidad de éste por estar con ella, con su amante. La necesita, es una relación de entrega total, casi como una droga. Todo lo llena ella. Él se siente atado a esta relación y no quiere romper lo que le une a ella. Cada parte de la mujer es una obsesión deseada y aceptada.

Estamos ante una relación que no sólo se centra en lo sensual o sexual, sino que además es un amor verdadero. Esta mujer, además de darle placer, es capaz de apaciguarlo, de calmarlo y corresponderle. Es su agua, su vida, aquello por lo que merece la pena luchar, aquello que le ayuda a ser él mismo.

La mujer es un elemento importante en la poesía de este autor, no sólo desde el punto de vista físico o sexual. La mujer es un elemento que implica fuerza, libertad y al mismo tiempo, verdad, dureza e indiferencia. El poeta, cuando se refiere a una mujer en sus versos, expone claramente el tipo de relación que tiene con ella y las sensaciones que le produce esta.

En este caso, un amor correspondido, es algo que provoca en el una entrega sin ningún tipo de reserva. Este salto al vacío sin ningún tipo de red provoca, en muchas ocasiones, que la desesperación, la tristeza y otra serie de sensaciones estén también presentes en otros poemas.

No se puede entender el amor en la poesía de Neruda sin que aparezca lo femenino en él, sea para la felicidad o no. De la misma forma que el poeta es todo pasión en cada uno de sus versos, en todo lo que siente, la mujer es una fuente de inspiración constante, tanto en los aciertos como en los fracasos de sus relaciones.


Volver Inicio