Saberte aquí, Mario Benedetti

Publicidad
Podés querer el alba
cuando quieras
he conservado intacto
tu paisaje
podés querer el alba
cuando ames
venir a reclamarte
como eras
aunque ya no seas vos
aunque mi amor te espere
quemándose en tu azar
y tu sueño sea eso
y mucho más
esta noche otra noche
aquí estarás
y cuando gima el tiempo
giratorio
en esta paz ahora
dirás
quiero esta paz
ahora podés
venir a reclamarte
penetrar en tu noche
de alegre angustia
reconocer tu tibio
corazón sin excusas
los cuadros
las paredes
saberte aquí
he conservado intacto
tu paisaje
pero no sé hasta dónde
está intacto sin vos
podés querer el alba
cuando quieras
venir a reclamarte
como eras
aunque el pasado sea
despiadado
y hostil
aunque contigo traigas
dolor y otros milagros
aunque seas otro rostro
de tu cielo hacia mí.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta ama una mujer con la que tuvo una relación. Él la sigue amando aunque ya no está a su lado. Aún conserva el espacio en el que vivieron. Lo ha dejado como estaba para qué, si vuelve a su lado, no se sienta extraña. El poeta le dice que puede regresar cuando quiera porque todo está como ella quiso.

Publicidad

Al poeta no le importa quién haya cambiado. En la sigue amando de forma incondicional. Tampoco le importa sufrir su ausencia porque cree que, antes o después, volverá. Siente que el espacio donde vivieron juntos le aporta una paz que nunca podría tener en ningún otro lado.

Además, los recuerdos siguen en la estancia, con lo que ésta también es parte de ella. El poeta ha querido mantener los recuerdos, su presencia, aquello que a ella le gustaba. Aun así, nada de esto tiene sentido si ella no está a su lado. Al poeta no le importa si lo ha pasado mal, si su trayectoria vital ha sido difícil, porque él se ocupará de hacer que todo pase. Aunque haya cambiado y no sea la misma que él conoció, estará a su lado. Está enamorado y se siente unido a ella.

Estamos hablando de un amor incondicional que está mucho más allá de una relación física. Estamos hablando de un amor que está para lo bueno y para lo malo. No sabemos si es bidireccional. Él está entregado a ella en todos los aspectos, tanto personal, física y emocionalmente.

Él no le pide nada, únicamente que se quiere volver a su lado, todo estará como ella lo dejo. Es incapaz de desligarse de su recuerdo, de todo lo que vivieron juntos y por ello mantiene los recuerdos tal cual quedaron cuando se marchó, creciendo así que el regreso de ella será mucho más fácil, más rápido.

Cuando acabamos de leer el poema, dudamos de si el hombre está enamorado de la mujer o del recuerdo que esa mujer dejó en su memoria. La importancia de la relación para él ha sido importantísima y parece que esto le ha afectado hasta el punto de sentir que, sin ella, otra vida no es posible, otro amor carece de sentido. Únicamente a su lado se siente bien, únicamente a su lado siente que es posible volver a amar.


Volver Inicio