Por qué Cantamos, Mario Benedetti

Publicidad
Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

si nuestros bravos quedan sin abrazo
la patria se nos muere de tristeza
y el corazón del hombre se hace añicos
antes aún que explote la vergüenza

usted preguntará por qué cantamos

si estamos lejos como un horizonte
si allá quedaron árboles y cielo
si cada noche es siempre alguna ausencia
y cada despertar un desencuentro

usted preguntará por que cantamos

cantamos por qué el río está sonando
y cuando suena el río / suena el río
cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino

cantamos por el niño y porque todo
y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos

cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota

cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta

cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta se dirige al lector para que se pregunte por qué el pueblo canta si la vida es morir poco a poco, si se vive en una sociedad corrupta, sucia y en la que la vida significa poco y la muerte de uno no tiene que ser natural. A los que luchan por mejorar la sociedad se les aparta. La sociedad no cree en los gobernantes y cada vez está peor, más triste y, sobre todo, como país, es poco respetado.

Publicidad

Es un país que está lejos para muchos, pero en él desaparece gente y la sociedad y el gobierno están enfrentados. El pueblo canta, se le escucha porque se levanta contra quien lo reprime y quiere cambiar su destino sabiendo cómo hacerlo. El pueblo canta, habla, se hace oir para que las nuevas generaciones tengan un futuro y porque hay que recordar a los que luchan por ese futuro y también a los que murieron por ello.

La sociedad lucha porque ha dejado de llorar, de sufrir y de enfadarse. La música hace creer que todo puede cambiar si se oye más fuerte y, ante la represión del gobierno, la victoria está más cerca y es posible de verdad. El pueblo canta porque un nuevo día es posible, un nuevo tiempo de cambio ha llegado lleno de nuevos frutos. Esa nueva sociedad, encuentra las respuestas que siempre buscó. El pueblo canta porque aunque el poder no lo quiera, el pueblo lucha por su futuro y camino y porque no quieren dar marcha atrás. Nadie quiere conformarse. La libertad, el futuro, es maravilloso.

En este caso estamos ante un poema en el que el escritor, el protagonista del mismo, se erige, como suele ocurrir en este tipo de poemas, como portavoz del pueblo para infundir ánimos, para apoyar desde el punto de vista emocional, literario y personal un movimiento social que cada vez es mucho más importante y más si cabe cuando hablamos de países latinoamericanos.

Estamos en un momento en el que estos países quieren ser independientes por completo de todo tipo de influencias y buscar su camino, su gobierno y su futuro por ellos mismos. Es por ello que es muy importante, desde el punto de vista literario, la influencia de algunos autores, como Benedetti, en el pueblo, en los lectores y como estos poemas son importantes para entender el momento político, social, etcétera en aquellos momentos.


Volver Inicio