Pausa, Mario Benedetti

Publicidad
De vez en cuando hay que hacer
una pausa

contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana

examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.

>> Siguiente >>

Análisis

Es importante que cada uno de nosotros se detenga, en algún momento de su camino vital, para verse a sí mismo, para tomarse un momento. Es importante alejarse de todo e interiorizar en qué momento estamos. Cada uno de nosotros ha de darse cuenta de quién es, de dónde viene, donde está, cual ha sido su bagaje vital paso a paso.

Publicidad

También hemos de darnos cuenta de dónde estamos, hacia donde vamos… Es decir, qué ha sido, es e intentar saber hacia dónde se dirige nuestra trayectoria vital. Hemos de aceptar lo negativo y valorar lo positivo de todo lo vivido y seguir adelante renovados.

Esa temática no suele ser habitual en la poesía, ya que lo que nos intenta decir el poeta con este poema es que el ser humano necesita, para poder avanzar, detenerse en las diferentes etapas de su vida para conocerse mejor. Evolucionar significa aprender y saber quién es uno. Para ello es necesario reflexionar y darse cuenta de los errores cometidos y también de lo que hemos aprendido y de lo positivo que hemos extraído a medida que vamos avanzando.

Si lo hacemos, no solamente estaremos mejor con nosotros mismos, sino que también haremos que nuestro camino, que nuestra trayectoria vital sea mucho más positiva, además de ser mejores personas, más felices y, sobre todo, más sinceras con nosotros mismos.

Para el poeta, en nuestro camino hemos de poner en valor la verdad por encima de la mentira. No buscar excusas y enfrentarnos a nuestros propios miedos, a nuestras propias vergüenzas y ser nosotros mismos. Seremos mejores personas, seremos más felices y avanzaremos mucho más y, sobre todo, aprenderemos muchísimo más.

Hay que destacar también como Benedetti introduce en este poema la importancia de las etapas, desde el punto de vista de la trayectoria vital de cada uno de nosotros. Avanzamos en nuestro camino poco a poco y cada etapa, cada vivencia, cada experiencia que hemos tenido, forma parte de la misma y cada una de ellas nos aporta esa información, ese conocimiento para poder avanzar, para que lo tengamos en cuenta cuando sea necesario. Avanzar significa aprender, ser más fuerte y, sobre todo, conocernos más y saber qué es lo que queremos y a dónde queremos ir.


Volver Inicio