Odiar el Amor, Roque Dalton García

Publicidad
La luna se me murió
aunque no creo en los ángeles.
La copa final transcurre
antes de la sed que sufro.
La grama azul se ha perdido
huyendo tras tu velamen.

La mariposa incendiando
su color, fue de ceniza.
La madrugada fusila
rocío y pájaros mudos.
La desnudez me avergüenza
y me hace heridas de niño.

El corazón sin tus manos
es mi enemigo en el pecho.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta ha dejado de creer en el amor y en la imagen poética de la luna, que hace sufrir al enamorado por la mujer que desea. El poeta extraña a la amada, pero sabe que la separación es definitiva. La intimidad ha desaparecido. Todo se ha destruido, la belleza de lo que le rodea, las noches de pasión a su lado. Se siente perdido y su autoestima física y emocional se quiebra. El poeta es consciente de que la hecha de menos y que su sufrimiento es mayor porque su recuerdo está presente. Sin ella se siente vacío.

Publicidad

El sufrimiento por un amor que desaparece es una temática constante en la poesía. El dolor a través del amor es algo que se representa de diferentes formas en muchísimos poetas a lo largo de la historia de la literatura. En este caso, el poeta está desolado por la pérdida de la amada.

Como suele ocurrir en estos casos y, sobre todo, desde el punto de vista masculino, se nos presenta el hecho en sí: la pérdida de la relación con la amada. Sin embargo en ningún momento se nos dice cuáles han sido las causas para que hubiera dicha separación. Tampoco se nos dice cómo es físicamente la mujer.

En la mayoría de este tipo de poemas, y éste no es una excepción, observamos como el poeta esta desolado, como echa de menos a la persona amada y como todo lo que lo rodea es negativo, todo lo que está junto al poeta, sus sentimientos e incluso la naturaleza, no hace otra cosa que hacerle recordar a la persona amada y aumentar todavía más la frustración y tristeza del poeta.

Leemos el poema y notamos como el poeta está en un bucle de desolación y, como suele ocurrir en este tipo de poesía, no vemos que haya una intención del poeta por salir de ese bucle del que hablábamos. Para el poeta la pérdida de esta persona, el final de la relación, es el final de una etapa de su vida, no de la vida misma, aunque sintamos esa exageración de los sentimientos, que también suele ser algo característico de este tipo de textos.


Volver Inicio