Lovers Go Home, Mario Benedetti

Publicidad
Ahora que empecé el día
volviendo a tu mirada,
y me encontraste bien
y te encontré más linda.

Ahora que por fin
está bastante claro
dónde estás y dónde estoy.

Sé por primera vez
que tendré fuerzas
para construir contigo
una amistad tan piola,
que del vecino
territorio del amor,
ese desesperado,
empezarán a mirarnos
con envidia,
y acabarán organizando
excursiones
para venir a preguntarnos
cómo hicimos.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta se reencuentra con una mujer, quizás un antiguo amor. Ambos se siguen atrayendo. Ambos saben quiénes son, lo que han vivido y en qué momento de su camino vital se encuentran. Es ahora cuando ambos pueden desean una relación, una vida en común. Esta será especial y sorprende a propios y extraños por cómo se gestó esta. No son sólo amantes, son algo mucho más profundo.

Publicidad

Este poema no sólo habla de un reencuentro entre dos personas que, habiéndose separado hacía tiempo, vuelven otra vez a vivir una historia de amor. Este poema nos habla de cómo el ser humano va cambiando a medida que va transcurriendo su trayectoria vital, cuando pasa el tiempo.

Hay momentos en los que una relación no funciona por razones que no tienen que ver con el amor. Puede ser porque sienten que son demasiado jóvenes, porque se quieren vivir experiencias o porque se está en un momento de la vida en el que se sienten alejados de esa persona.

Es el tiempo, la distancia, la que hace que estas dos personas maduren con el tiempo, se conozcan mejor y sepan realmente lo que quieren. Y así, un encuentro casual o puede que el destino, hace que obre la magia y, sin que sepan cómo, hay un reencuentro entre ambos y entonces se despierta esa chispa que siempre estuvo ahí, pero que necesitó una separación, un distanciamiento de ambos para reencontrarse y despertar.

Es un amor que sorprende, que nadie pensaba que pudiera suceder. Lo que está claro es que estas personas, tanto ella como él, han necesitado ese camino de experiencias para madurar, para saber qué es lo que quieren y, sobre todo para darse cuenta de que aquello que hubo un principio no desapareció.

El tiempo mismo es el que ha hecho que ese amor que estaba ahí latente surja con toda su fuerza y, sobre todo una ilusión y una fuerza profunda. Por eso a ellos no les importa lo que puedan opinar otras personas, porque sólo les importa a ellos ser felices. Cuando acabamos de leer este poema, sentimos una felicidad interior al ver cómo dos personas que se aman están juntas, por mucho tiempo que hayan estado separados, por mucho que su camino vital se hubiera desviado el uno del otro porque, por lo que leemos, estaban destinados a que ese camino se juntara y formara uno único.


Volver Inicio