Farewell, Pablo Neruda

Publicidad
1

Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.

Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.

Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.

2

Yo no lo quiero, Amada.

Para que nada nos amarre
que no nos una nada.

Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.

Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.

3

(Amo el amor de los marineros
que besan y se van.
Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.

En cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.

Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar).

4

Amor el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.

Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.

Amor que quiere libertarse
para volver a amar.

Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va.

5

Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.

Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.

Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.

Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.

...Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.

>> Siguiente >>

Análisis

Estamos ante una temática nueva, fuerte y que de alguna manera nos enfrente un poco a la ideología del poeta en ciertos aspectos de la vida. Cuando leemos el poema por completo nos queda un sabor agridulce sobre lo que dice y cómo lo dice, ya que sin ser frío, si nos aleja de esa imagen idílica, bucólica, etc. del universo del poeta.

Publicidad

Así, la amada le dice al poeta que está embarazada de él y, aunque esto debería ser una noticia feliz para él, no es así. Expresa directamente que no quiere y no desea tener un hijo. El porqué está muy claro: no quiere sentirse atado. No le importa lo ella diga o lo que pudieran decirse o lo que harían juntos con ese niño. En no va a cambiar de opción.

Estaba enamorado de ella y la quiere, pero no desea atarse a esta relación. El ama a otras mujeres, es un espíritu libre que es amado por otras que también lo desean. A lo único que sabe que está unido de verdad es a la muerte, que aparecerá cuando esta quieras Continúa con la idea de una relación abierta y sin ataduras.

Él sabe que esto hará que la relación con esa mujer finalice y que la separación está muy cerca. Sus sentimientos hacia ella hacen que la recuerde para siempre y sentirá la tristeza de la pérdida, ya que fue importante en su vida. El poeta seguirá adelante con su recuerdo. Él se va sin saber qué hará ella, si tendrá o no ese niño, pero se despide de ella y del niño que no quiere, que no desea.

Quizás sea uno de los pocos poemas en los que podemos observar una visión completamente diferente del poeta y como la personalidad del mismo hace que tenga una serie de convicciones muy interiorizadas, reales, que hacen que no sienta como algo propio las ataduras en cualquier tipo de relación.

Quizá para él lo más importante es la creación literaria, la sensación de libertad, etc. Lo que sí tenemos claro es que no da opción a la otra persona para que decida sobre su vida, sobre lo que desea hacer. Es por ello que, cuando acabamos este poema, nos queda un sabor de tristeza, de vacío y no nos sentimos identificados con esa visión del autor.


Volver Inicio