Poemas de Eduardo Lizalde

Pobre Desdémona

Que tanto y tanto Amor se pudra, oh Dioses…

El Tigre