Elegía, Miguel Hernández


 

Análisis de Elegía

La muerte de Ramón Sijé hace que el autor de este poema le dediqué esta elegía. Para el poeta él era un amigo trabajador y comprometido con la tierra en la que vivía. El poeta esta desconsolado por su pérdida y ese dolor y angustia la siente en su cuerpo, muy adentro. Es algo que siente hasta en la sangre.

Le duele hasta respirar. Fue asesinado de manera terrible. Nota su muerte como la suya propia y el desconsuelo no cesa. Su perdida lo deja en una profunda soledad, en la que la imagen de la muerte es una constante. Lo asesinaron cuando era joven y lo hicieron temprano, para que nadie lo viera morir. Su cadáver rodó por la calle pero nadie lo pudo ver por qué lo hicieron “desaparecer”.

El poeta odia la vida y la muerte por arrebatarle a esta persona y nada calma su odio. Clama venganza y desea poder arrasar con lo que pueda. Desea encontrar su cuerpo para despedirse, para que su desaparición no qude en nada y su presencia y recuerdos sigan vivos.

El poeta recuerda los buenos momentos junto a Ramón Sijé en su casa de campo, con la imagen constante de las abejas. Desea volver a escuchar el sonido de los trabajos. El poeta no lo olvidará nunca y siempre lo tendrá presente. Quiere quitar de su mente la imagen de su cadáver y recordar el amor que le tenía. Sólo desea volver a estar a su lado para departir, hablar. Quiere que vuelva la vida que le arrebataron.

Ese tipo de poesía expresa mucho porque fue escrita en una época muy concreta en la que la represión era una constante y la muerte por ideología era algo común. Los “paseos” de las personas, que eran acusadas de ser contrarios políticamente al lado vencedor, finalizaban de la misma manera. En la mayoría de las ocasiones con la muerte de estos “acusados” por un tiro en la cabeza y la ocultación de los cadáveres en fosas cercanas a carreteras o también en lugares recónditos, para que nadie pudiera encontrarlos.

Es por ello que muchos poetas expresan en sus textos el dolor de una manera real por qué muchos compañeros maestros, muchos escritores, ya fueran de poesía narrativa, muchos eruditos, etc., en aquellos tiempos fueron asesinados por que sí, por pensar diferente, por luchar a través de la razón, la belleza literaria e intentando buscar la libertad, la paz.

Analizado por Susana en Poemas.de