Deseo, Federico García Lorca

Publicidad
Sólo tu corazón caliente,
Y nada más.

Mi paraíso, un campo
Sin ruiseñor
Ni liras,
Con un río discreto
Y una fuentecilla.

Sin la espuela del viento
Sobre la fronda,
Ni la estrella que quiere
Ser hoja.

Una enorme luz
Que fuera
Luciérnaga
De otra,
En un campo de
Miradas rotas.

Un reposo claro
Y allí nuestros besos,
Lunares sonoros
Del eco,
Se abrirían muy lejos.

Y tu corazón caliente,
Nada más.

>> Siguiente >>

Análisis

El poeta desea estar con su amado, solamente eso, sabiendo que es algo imposible. Es consciente de que su relación ha de ocultarse y que en su casa no habrá pareja. Todo ha de ser discreto. Nada ha de saberse y la otra persona desea que sea así, quiere ocultar la relación que tiene con el poeta.

Publicidad

El poeta desea estar junto a él formado sin miedo, sin importarle el qué dirán. No quieren tener que ocultar su relación y busca la libertad, sin tener en cuenta quién lo sepa o dónde se conozca. Él lo ama de una manera profunda, real. Está entregado a él. Lo desea más que nada en este mundo.

Nuevamente estamos ante un tipo de relación que está prohibida en ese momento. El poeta, homosexual, es amante de alguien que seguramente tiene familia, quizá hijos. Ha de guardar el secreto su relación, tanto afectiva como sexual y no hay otra opción. Además, el amado no quiere que se sepa, lo que frustra todavía más los sentimientos del poeta.

Estamos ante una relación que no tiene futuro. Tiene un principio y un final muy cercano, pero no llegará nunca a nada porque una de las dos partes jamás dará el paso de estar con el otro de verdad. Además, desde el punto de vista social y policial, este tipo de relaciones eran perseguidas, repudiadas y conllevaban en muchos casos el encierro de ambas personas, con todo lo que eso significaba para ellas y sus familias.

De esta manera, el poeta critica duramente al amado. Permanentemente hay una lucha interior dentro del poeta ya que jamás será feliz por completo y nunca podrá tener una relación de verdad con la persona que ama. Únicamente los encuentros en secreto, siempre con el miedo en el cuerpo de ser descubiertos, serán los que marquen su relación, sin que haya posibilidad de nada más.

La homosexualidad no solamente era un tema tabú desde el punto de vista social, sino que la represión que se ejercía sobre las personas que tenían esa tendencia personal e íntima era brutal. Es por ello que únicamente se podía vivir en la clandestinidad Este tipo de relaciones. Este poema es una crítica feroz a la sociedad de aquella época, por su intolerancia, y también a aquellas personas que, siendo homosexuales, decidieron esconder su tendencia únicamente por el repudio social, por lo que pudieran pensar.


Volver Inicio