Conjugaciones, Mario Benedetti

Publicidad
5 (después)

El futuro no es
una página en blanco
es una fé
de erratas.

8 (previsión)

De vez en cuando es bueno
ser consciente
de que hoy
de que ahora
estamos fabricando
las nostalgias
que descongelarán
algún futuro.

9 (plurales)

Hay
ayeres
y mañanas
pero no hay
hoyes.

>> Siguiente >>

Análisis

La vida, el futuro, es un camino que recorremos y del que aprendemos a través de lo que conocemos y también de los errores que cometemos. Este camino vital se llena de recuerdos en la memoria y, cuando somos mayores, nos sentimos bien al recordarlos con nostalgia, ya que nos daremos cuenta de todo lo vivido. En la vida sólo existe el pasado y el futuro, porque el presente es un tiempo que ya pasó y que avanza al mañana.

Publicidad

El ser humano avanza gracias a los errores se cometen porqué son estos los que le hacen darse cuenta de cómo mejorar, de cómo ser mejor persona y, desde el punto de vista social, hace que el ser humano avance mucho más. Además, es importante señalar que, como dice el poeta, el hombre se presenta ante la vida con todo por hacer.

Llega un momento en que nuestra trayectoria vital cambia radicalmente y nuestro camino hemos de recorrerlo solos, sin ningún tipo de asidero, como pueden ser nuestra familia, amigos, etcétera. Por otro lado, la importancia de nuestro camino vital se ve cuando ya somos mayores.

Es en ese momento cuando echamos la vista atrás y nos vemos a nosotros mismos, lo que hemos hecho y si hemos dejado algún tipo de legado o no. Lo más importante es que los recuerdos, algo intangible, es lo que realmente quedará en ese último paso antes del final de nuestras vidas. Pero un punto muy trascendental de este poema es el que habla del tiempo.

Como bien indica el poeta, si lo pensamos de una manera racional, realmente el presente no existe y sólo podemos ser conscientes de nuestro pasado y de nuestro futuro. El pasado por que sucede inmediatamente a cada segundo que pasa y el futuro porque es algo desconocido, pero que intentamos desentrañar a partir de lo que hemos recorrido en nuestra trayectoria vital.

Es por ello que podemos estructurar el poema en tres puntos muy concretos: el primero de ellos es que el propio ser humano es el responsable de su propio destino, de su camino vital, de su trayectoria y de todo lo que en ella pase. La mochila con la que llegue al final de su vida será su responsabilidad.

El segundo de ellos nos dice que es el propio ser humano el que toma la decisión de buscar una vida plena, el que busca la felicidad para qué el día de mañana los recuerdos que tenga sean positivos. El punto final, importantísimo, es que no existe el presente, lo importante es ser consciente del tiempo que hemos pasado, de lo que hemos vivido y centrarse hacia dónde queremos ir, hacia donde dirigimos nuestra vida.


Volver Inicio