Che 1997, Mario Benedetti

Publicidad
Lo han cubierto de afiches /de pancartas

de voces en los muros

de agravios retroactivos

de honores a destiempo

lo han transformado en pieza de consumo

en memoria trivial

en ayer sin retorno

en rabia embalsamada

han decidido usarlo como epilogo

como última thule de la inocencia vana

como anejo arquetipo de santo o satanás

y quizás han resuelto que la única forma

de desprenderse de él

o dejarlo al garete

es vaciarlo de lumbre

convertirlo en un héroe

de mármol o de yeso

y por lo tanto inmóvil

o mejor como mito

o silueta o fantasma

del pasado pisado

sin embargo los ojos incerrables del che

miran como si no pudieran no mirar

asombrados tal vez de que el mando no entienda

que treinta años después sigue bregando

dulce y tenaz por la dicha del hombre

>> Siguiente >>

Análisis

Mario Benedetti escribe un poema maravilloso basado en la figura del Che Guevara. Esta se ha convertido en propaganda, en frases escritas en paredes, referencia de discursos reivindicativos. Sin embargo se le ha honrado a destiempo desde su muerte.

Publicidad

El poeta critica que su figura se ha convertido en un producto de consumo, del capitalismo. Es una figura del pasado que no va volver y al mismo tiempo, una referencia para los que lloran y sienten dolor por su muerte. Han utilizado su imagen para crear una especie de mitología política. Así, el poeta lo sitúa en la “Thule”, la tierra mítica Noruega donde descansaban los grandes guerreros.

Sin embargo, el poeta también critica que desde el poder quisieran rebajar su carisma. La solución se consiguió convirtiéndolo en un mito, porque así se aleja de lo real, de lo humano y se le convierte únicamente en una referencia. Aun así, la fuerza del Che impidió que pasara desapercibido. Su figura, después de tanto tiempo, tiene la misma fuerza y autoridad que cuando estaba vivo y sigue luchando por el hombre, su felicidad y libertad.

En este poema el autor critica duramente a los que, después de luchar y conseguir la libertad para el pueblo cubano, utilizaron la figura del Che Guevara después de muerto para seguir manteniendo viva la lucha. Critican también su uso capitalista y comercial para beneficiarse económica y políticamente.

Sin embargo, el pueblo, que es inteligente, ensalzó la figura de este hombre, como símbolo de la lucha pero sin mitificarlo, sin idealizarlo. Su importancia está por encima de la revolución. Los que estaban en el poder quisieron hacer olvidar su existencia, lo esencial de su figura para que la revolución se consolidase y triunfara sobre los vivos y no sobre la muerte.

Es una crítica a cómo los regímenes políticos, sean de la tendencia que sean, de izquierdas o derechas, al final pecan de lo mismo: mantenerse en el poder de la manera que sea, incluso utilizando aquello que rechazan. En este caso, uno de los puntos importantes es como se ha utilizado la figura del Che Guevara desde el punto de vista mercantilista, capitalista, para generar un beneficio económico, que no tiene nada que ver con el espíritu revolucionario, político y de lucha que se pretendía transmitir al pueblo.


Volver Inicio