Las Cartas de Amor, Eduardo Galeano


 

Sigue con el Análisis o saltar a Todos los Poemas de Eduardo Galeano

Tal vez un texto como “Las cartas de amor” no impacte demasiado a las nuevas generaciones acostumbradas al email, WhatsApp y las redes sociales. Pocos han escrito alguna carta en su vida (y muchos menos de amor). No es una crítica (ni una alabanza), es tan solo una certeza de que los tiempos cambian… y ya nadie escribe cartas.

Los amores surgen sin previo aviso en los cruces de caminos, en los cafés al atardecer

Pero la mujer de este cuento sí las escribe, escribe tantas que el personaje masculino decide comprarse una caja fuerte para guardarlas. Eduardo Galeano realiza un curioso homenaje al amor romántico en este texto, ese amor que surge sin aviso en los cruces de caminos, en los cafés al atardecer o en los cines a la noche.

Llama la atención el uso del narrador que hace el escritor uruguayo en “Las cartas de amor”, un narrador omnisciente pero dubitativo, que no teme en mostrar sin ambages que esto tan solo es ficción, una ficción que ocurrió de esta manera, aunque podía haber sido de cualquier otra.

Dos personas se encuentran y comienzan a conocerse. El chico utiliza todas sus armas para seducir a la chica, incluyendo alguna mentirijilla («soy escritor»), pero una vez que se relaja con un ron con cola comienzan los intercambios de gustos y aficiones. Y terminan en el cine. La chica comienza a interesarse y tras un concierto se certifica el enamoramiento.

¿Quién es el enamorado de este cuento?

¿Pero quién está enamorado? El chico lo está. La narración se pone de parte de él. No conocemos lo que siente la chica, simplemente sabemos lo que hace. El narrador solo tiene capacidad para entrar en la mente del protagonista que queda perdidamente enamorado y decepcionado tras la marcha de ella. Pero ella promete mandar una carta cada 15 días. Y llena la caja fuerte de cartas que se mantienen durante 15 años. Hasta que un día las cartas dejan de llegar…

Tras una narración casi naif se esconde el trasfondo agridulce de cualquier relación romántica

“Cartas de amor” es un texto romántico pero que desliza una desgracia. La desgracia del amor no correspondido. ¿Cuánto de verdad había en aquellas cartas de la chica? ¿Por qué dejó de escribir? Como un buen cuento es el lector el que debe quedarse con lo que más le interese, el que debe interpretarlo a su manera. ¿Nos quedamos con la esperanza que recupera el hombre tras volver a recibir las cartas reenviadas por ‘el buen ladrón’? ¿O con la mentira que el protagonista no duda en aceptar para seguir anclado en un amor que ya no es ni será?

Así, en “Cartas de amor” Galeano sabe esconder un interesante análisis de las relaciones románticas tras una narración muy sencilla (casi naif) en su forma.

Analizado por David Rubio en Poemas.de