Atardecer, Gabriela Mistral

Publicidad
Siento mi corazón en la dulzura
fundirse como ceras:
son un óleo tardo
y no un vino mis venas,
y siento que mi vida se va huyendo
callada y dulce como la gacela.

>> Siguiente >>

Análisis

El paso del tiempo también es un elemento importante en lo femenino, sobre todo si lo tratamos desde el punto de vista físico, sensual, sexual, íntimo, etc. La visión femenina de estos conceptos, y otros, no sólo es importante, sino también que es esencial desde el punto de vista de la feminidad y de la poesía escrita por mujeres.

Publicidad

En este caso, la poeta siente el paso del tiempo aunque ella se sienta o esté llena de vida. Su interior está lleno de colores que puede tocar con sus manos. Su camino vital, el cuadro de su vida, no es fácil explicar o de entender. Aun así, ella nota que la vida pasa sin darse cuenta, de una manera natural y que se va perdiendo poco a poco.

Como podemos observar, estamos ante un poema mínimo, en el que las palabras parece que están contadas una a una y que podemos sentir que se hace demasiado breve. Pero si lo abordamos desde otro punto de vista, desde la mirada de lo femenino, entonces captamos que concentra en lo mínimo un universo interior enorme, importante, lleno de sentimientos.

Cuando la poeta habla del atardecer, habla de una etapa importante en la vida de la mujer, habla del momento en que lo femenino pasa de la madurez a una etapa de más edad, en el que el camino vital es incierto y más difícil. Hemos de pensar que, desde el punto de vista social, no se ve de la misma manera el paso del tiempo en una mujer que en un hombre.

La vitalidad, el sentirse pleno, es algo muy importante en el ser humano y, el paso del tiempo, y los avisos que nos va dando, nos hace ser más conscientes de que el final nuestro viaje, de nuestra trayectoria vital, es más corta cada día que pasa. Siendo conscientes de que cuando nacemos iniciamos el camino hacia nuestro final, hacia una muerte, el tener presente eso, en el ecuador de nuestra vida, hace que nuestro ánimo pueda disminuir de manera significativa.

También podernos tener muchas dudas y miedos y esto es lo que parece querer trasmitirnos la poeta a través de este texto. El paso del tiempo es algo que no podemos evitar, pero tenemos todo en nuestra mano para coger la vida, asirla y disfrutarla plenamente.


Volver Inicio