Anda jaleo, Federico García Lorca


 

Análisis de Anda jaleo

El poeta utiliza un género musical, el jaleo, para escribir este poema. El poeta desea ver a su amada pero no puede ser así ya que está con otra persona de mejor posición social (coche). Los celos hacen que sienta que si no es del, la mujer no será de nadie. Parece que pueda hacer una locura.

El poeta pide que no esté con otro o la matara. El pensar que está con otra persona lo sume en un dolor profundo. Sin embargo, el poeta se entera de que han matado a esta mujer y se da cuenta de que ella no merecía morir. Le hace una corona de flores con sus manos como despedida, como último acto de amor.

En este poema, de lo que está hablando Lorca es de un tema eterno en la poesía y en el amor: los celos y la muerte. Si bien es cierto que estos no son los causantes de la muerte de la mujer que ama, son estos mismos los que hacen que el protagonista del poema se dé cuenta de lo inútil de sentirlos, ya que cuando pierde a la persona que ama es cuando comprende el significado de la pérdida y que su forma de amar a esa mujer no era la adecuada.

Cuando acabamos de leer el poema nos queda una sensación agridulce, ya que por un lado nos sentimos identificados con la forma de querer del protagonista del poema, aunque podamos entender los celos, algo habitual en el desamor. Sin embargo, lo más destacable es como estos han cambiado la personalidad del protagonista provocándole una sed de venganza y, sobre todo la necesidad de acabar con la vida de la misma mujer que ama.

La muerte de la mujer lo cambia todo y se da cuenta de lo poco importante que son sus sentimientos por qué ahora la mujer muerta, asesinada, llena por completo su pensamiento. El arrepentimiento corre por sus venas y comprueba en su piel lo negativo de su visión del sentimiento amoroso, del equívoco de intentar obligar a una mujer a querer a alguien por quien no siente nada.

Analizado por Susana en Poemas.de