Todo lo Contrario, Mario Benedetti


 

Análisis de Todo lo Contrario

Para el poeta, la gestualidad, lo que hace la gente y lo que lee es importante porque le ayuda a conocer a las personas profundamente. Lo observa para guardarlo y, a partir de ahí, sacar conclusiones y pensar acerca de lo que puede ocurrir, tomando decisiones al respecto. Esto para él es importante.

Es muy importante, sobre todo, a raíz de un hecho ocurrido en un momento esencial de su vida, en una hora concreta. Su amada no cree en el concepto de pareja desde el punto de vista amoroso. El poeta se sorprende, pero al mismo tiempo siente que ella se contradice porque son pareja y tienen una relación amorosa, lo contrario de lo que ella parece que plantea.

El poeta tiene ante sí una problemática con la persona a la que ama. Se ha dado cuenta de que el concepto de amor, tanto de él como de ella, es completamente diferente en lo que a la relación de pareja se refiere. El poeta se ve a sí mismo como una persona que es capaz de conocer lo que otras piensan o sienten a partir de su gestualidad. Sin embargo, su pareja le sorprende por la afirmación que ha realizado.

Es entonces, en la antepenúltima estrofa del poema, cuando él entiende la razón de la mujer para decir eso. Seguramente es porque tiene miedo al compromiso, tiene miedo a que algo salga mal y haya una ruptura. Esto es así porque ella se lo dice en un momento y a una hora concreta.

Sin embargo, en ningún momento ella hace el ademán de romper con él y es esto lo que le hace darse cuenta de que está equivocada, porque la relación que tienen ambos es precisamente de eso, de pareja. Puede que no sea la mejor relación del mundo, puede que necesite algunos cambios o conocerse más. No sabemos exactamente qué es lo que necesita ella, sin embargo están juntos, son pareja y eso es lo que nos escribe el poeta en este poema.

Lo mejor de este texto es que no hay negatividad en él. Únicamente nos presenta un hecho que intenta explicar. Pero en ningún momento pretende rebajar a lo femenino, no quiere minusvalorarlo o juzgarlo de manera negativa, todo lo contrario. Para el poeta es importante escucharla y, al mismo tiempo saber qué es lo que ocurre. Por eso intuimos que el final de este poema es abierto, porque no hay una respuesta del poeta hacia lo que dice, parece que lo deja para después.

Analizado por Susana en Poemas.de