Sonatina, Rubén Darío

Poemas | | Sonatina
Poema completo

Si te gusta el poema, ayuda con un Me Gusta :)

princesa“La princesa está triste” o “Sonatina” es uno de los poemas más célebres de “Prosas profanas y otros poemas” publicado en 1896 por vez primera. Rubén Darío, su autor, tan solo tenía 29 años cuando este poemario vio la luz. El autor nicaragüense representa como ningún otro la corriente modernista en literatura que triunfó especialmente a principios del siglo XX. Sus hallazgos tanto a nivel temático como métrico y rítmico fueron fundamentales para la evolución de la poesía en lengua castellana.

Este poema representa a la perfección el estilo que Darío empezó a modelar a partir de “Azul…” publicado en 1888. Riqueza y preciosismo estético, musicalidad, refinamiento métrico, exotismo temático y la poesía como detonante creativo. ¿Qué sensaciones puede despertar este poema en un lector no habituado a Rubén Darío?

“Sonatina” nos traslada a otro tiempo, a otro lugar. Nos describe con pasión la melancolía que atraviesa una princesa solitaria. La protagonista de la pieza está rodeada de riqueza, de objetos suntuosos, pero la princesa está triste y nada la consuela. El lector se desplaza ágilmente a través de las estrofas, impulsado por su musicalidad, y se va envolviendo, poco a poco, por la ensoñación que Darío propone. El bufón no obtiene la sonrisa de la princesa que persigue sus sueños hasta el Lejano Oriente. No quiere lo que tiene. Desea lo desconocido. Ansía el amor. La última estrofa es un canto de esperanza, la princesa se enamorará, el caballero se acerca…

Rubén Darío acude a un tema que será clásico en su producción, la huida hacia mundos fantásticos para escapar de una realidad amarga. Y más allá, la poesía como liberación, el arte como salvación, el acto creativo como único antídoto frente a la melancolía. Rubén Darío quiere huir de palacio, viajar a través de su poesía, alcanzar el amor a través de los versos.

Ars gratia artis. L’art pour l’art. El arte por el arte. El poeta nicaragüense encarna una nueva tendencia que choca con el realismo poético y que ansía una liberación de la poesía del academicismo. Una emancipación de la realidad. La búsqueda de la belleza será la única meta de la poesía. A juicio de Darío esa es su razón de ser. Cualquier otra consideración perjudica el resultado final del acto creativo. Como la princesa, la poesía está presa en una jaula de mármol, y el poeta aspira a liberarla.

A nivel métrico, “Sonatina” está formada por 8 sextinas de 6 versos alejandrinos con rima consonante AABCCB en la primera estrofa. El uso de versos alejandrinos es otra forma de recuperar elementos poéticos casi en desuso y que vivirán un nuevo esplendor con la irrupción del modernismo. La profusión de figuras retóricas de “Sonatina” con abundantes elementos simbólicos, provienen de su amor por simbolistas franceses como Verlaine, y ayudan a convertir esta pieza en una obra casi de ingeniería poética.

Análisis por David Rubio en Poemas.de
Todos los Poemas de Rubén Darío analizados

- Campoamor
- A Margarita Debayle
- A Colón
- Bouquet
- A Roosevelt
- Año Nuevo
- Canción de otoño en primavera
- Caupolicán
- Caso
- Lo fatal